menu Menú
A ciegas
Por erre medina Publicado en Microrelatos en 26/08/2015 0 Comentarios 1 min lectura
Bonus track Anterior La maleta de arena Siguiente

– ¿Le ayudo a cruzar, caballero?
– Es usted muy amable.
Le sujeto levemente por el antebrazo en que no porta bastón, lo justo para guiarle entre el tráfico sin que se sienta violentado. Dos minutos
después está a salvo en la otra acera.
Me da las gracias y le veo alejarse a buen paso por una calle que no he visto en la vida. Extrañado, miro en derredor: nada de lo que me circunda
me resulta familiar, ni hay peatones a los que pedir ayuda. Calle abajo, el ciego regresa por fin a casa.

Autor : Erre Medina

arabescos
Gracias por llegar hasta aquí. ¿Qué te ha parecido el relato?
Muy flojoSe deja leerNo está malMe ha gustado¡Bravo! (1 votos, promedio: 1,00 de 5)
Cargando…

¿Quieres recibir relatos gratis por email?


Anterior Siguiente

keyboard_arrow_up
Send this to a friend